¿A que se refieren las “4 C” de Diamante?

¿A que se refieren las “4 C” de Diamante?

 

Si estás por comprar un anillo de compromiso, habrás visto que todo mundo habla de las 4Cs. Aquí te explicamos qué es lo que son y te damos tips para elegir mejor el diamante ideal. 


Vamos describiendo cada una:


Carat (o en español, Quilate): El peso de los diamantes se mide en quilates. Un quilate es igual a 0.20 gramos.


El peso en quilates no determina por sí solo el valor de un diamante pero sí influye mucho en el precio. Es más difícil de encontrar en la naturaleza un diamante grande que uno pequeño, y además pierde peso cuando lo tallas. 


Por ejemplo, para obtener un anillo  de 1 quilate, se tuvo que haber encontrado un diamante de 2 quilates, porque se pierde el 50%.


Corte: Se refiere a cómo está tallado el diamante: si un diamante está bien tallado, va a brillar con mayor intensidad.


Como dato curioso, en el pasado no había máquinas que tallaran los diamantes, así que solían verse más opacos que hoy en día…


El tallado se hace a mano para que sea simétrico, permitiendo  que la luz entre y salga. 

Resaltemos que al mencionar brillante o round brilliant, se hace referencia al tipo de corte, siendo el de mayor impacto, aunque dependerá  del estilo y gusto de la novia, elegir entre otras opciones de corte como: esmeralda (emerald), princesa (princess) , cojín o (cushion), entre otros.



Color: Habla de qué tan blanco o amarillo está un diamante, o bien lo incoloro y coloro del mismo. La mayoría de los diamantes tiene tintes de algún color: amarillo, café o gris. Son muy raros y difíciles de encontrar los diamantes que son perfectamente transparentes.


La escala de colores va desde la D hasta la Z,  donde el color D es el más transparente. Pasando la Z aparecen incluso  los colores llamados FANCY que van desde el amarillo canario, azul, hasta rojo.


* Salvo que busques algo muy extrovertido, te recomendamos no bajar más de la J porque el color amarillo se hace muy evidente.

 


Claridad (o Pureza): Se le conoce así a la cantidad de imperfecciones que tiene un diamante en su interior y también es conocido por el nombre de inclusiones lo ideal es que un diamante solo tenga la menor cantidad posible de inclusiones, es decir, una mejor claridad.   

La escala empieza desde FL, que es flawless y va bajando conforme se notan más inclusiones. 


Es preferible no bajar en la escala de pureza del SI2  porque las inclusiones se empiezan a hacer muy evidentes a la vista incluso sin un microscopio. 




Y listo, esas son las “4C”s: Carat, Corte Color y Claridad. Ahora que eres expert@ en el tema, te compartimos unas últimas sugerencias al momento de comprar un diamante:

  1. Compra en un lugar de confianza que te resuelva todas las dudas primero. Si sientes que te están presionando por comprar o no te resuelven todas tus dudas, busca una mejor opción. 
  2. Pide certificado de laboratorio y asegúrate que venga firmado por un gemólogo graduado y reconocido.
  3. Evita certificados de una joyería local y busca mejor los certificados internacionales GIA y IGI para tranquilidad de que lo que estás comprando sí tiene , porque en caso de vender el anillo, es muy bajo el monto que pagarán por él.
  4. Hay plumas como el Diamond Tester, donde puedes colocar el diamante y te arroja de manera inmediata la autenticidad del diamante.

Los más combinados

La combinación ideal

La combinación perfecta para el momento ideal

Deja un comentario

Todos los comentarios son verificados antes de ser publicados