Claves para entender la formación de un diamante

Todos los diamantes preciosos que lucimos en nuestras joyas tienen un origen. Esta piedra se ha utilizado desde hace muchísimos años para distintos fines, no solo para la orfebrería. El diamante también se utiliza en la industria de la informática y de la música. Pero independientemente de su uso, sabemos que lucen hermosos en nuestros anillos, aretes o collares.

¿Te gustaría conocer todo acerca de esta piedra preciosa? Pues, en TuDiamante te traemos las claves para entender cómo se forman. Así que si quieres saber cómo se transforma el mineral más resistente del mundo, ponte cómodo y quédate leyendo este artículo hasta el final.

¿El diamante deriva del carbón?

A pesar de que el diamante es el mineral más resistente de la tierra, según la escala de Mohs, no hay evidencia de que se forme a partir de la metamorfosis del carbón, ni tampoco del aumento de la presión natural del ambiente geológico del grafito

El carbón básicamente es una roca sedimentaria, cuya formación ocurre en una de las capas que están en la superficie de la tierra. En cambio, los diamantes se forman en las capas más profundas de la corteza terrestre a más de 100 kilómetros de profundidad en las llamadas «zonas estables de diamantes».

Por lo tanto, las condiciones geológicas para formar carbón no son las mismas que se utilizan para formar los diamantes. La razón principal es la falta de presión que necesitan los diamantes para su formación.

Condiciones para la formación de un diamante

Cada diamante tiene cuatro características principales: quilates, color, claridad y corte. Sus átomos de carbono forman una estructura cristalina. Además, existen distintas condiciones que se pueden dar para formar este mineral. 

Hoy en día, son pocos los territorios que cuentan con yacimientos o depósitos de diamantes. Entre ellos están África subsahariana (principalmente Sudáfrica), el área amazónica de Sudamérica, India, Estados Unidos y Australia. 

El suelo en estas regiones tiene las condiciones requeridas para la producción de diamantes, algunas de estas son las siguientes:

  • Profundidad: las llamadas zonas estables de diamantes se encuentran a más de 150 km de profundidad en una de las capas más internas de la corteza terrestre. 
  • Temperatura: los diamantes se pueden formar si están sometidos a la temperatura ideal, que es de unos 1050 °C.
  • Presión: este es el elemento más importante en la formación de este mineral. Las zonas estables de diamantes pueden generar una presión de 0,5 millones de atmósferas.

Métodos de formación del diamante

Hay solo cuatro procesos válidos que se utilizan para formar cualquier tipo de diamante natural conocido en la tierra. Estos son los siguientes:

Formación en el manto de la Tierra

Distintos geólogos señalan que todos los diamantes comerciales se crearon en el manto terrestre y, posteriormente, fueron extraídos hacia la superficie debido a las erupciones volcánicas profundas. Las erupciones crean los tubos de kimberlita y lamproíta, pero en su mayoría estos tubos no tienen diamantes, y aunque hay algunos que sí contienen, las cantidades son tan mínimas carecen de interés comercial.

No obstante, existe la posibilidad de que algunas de estas tuberías contengan diamantes adecuados para su comercialización.

Formación en zonas de subducción

Este método de formación ocurre a través del movimiento frecuente de las placas tectónicas que subducen rocas ígneas y minerales, que posteriormente son extraídos hacia la superficie terrestre, transformados en diamantes. En este caso, el carbón no representa una fuente de carbono para este proceso específico de formación.

La formación de diamantes en estas zonas ocurre a 80 km de profundidad. Además, las temperaturas también son más bajas, aproximadamente de unos 200 grados centígrados

Diversos estudios han confirmado que en Brasil los diamantes tienen inclusiones de minerales provenientes de la corteza oceánica.

Formación en sitios de impacto

Existe la posibilidad de que el impacto de distintos asteroides en la tierra pueda provocar presiones y temperaturas extremas (HPHT). Estas condiciones de altas presiones y temperaturas son las más idóneas para la formación de diamantes. 

Por lo tanto, se pueden formar diamantes en el área donde los asteroides chocan contra la tierra. Incluso existe la evidencia, ya que se han encontrado diamantes pequeños en estas zonas, específicamente en Rusia y Estados Unidos.

Formación en el espacio

La NASA descubrió una cantidad significativa de nanodiamantes en algunos meteoritos. Aunque estos diamantes no tienen suficiente tamaño para ser abrasivos industriales, son una buena fuente de material de diamante.

Al parecer, los diamantes que vienen en los meteoritos se crean en el espacio gracias a los choques de alta velocidad. Algo parecido a la formación de los diamantes en la tierra en las zonas de impacto. En este caso, el carbón no forma parte de la creación de los diamantes. La fuente de carbono no proviene del planeta tierra.

Independientemente del proceso de formación de diamantes, todos tienen un factor común: la dificultad de creación. No obstante, existen también los diamantes sintéticos, los cuales se producen mediante procesos tecnológicos y artificiales.

Una manera diferente de producir diamantes es a través de una deposición química de vapor. Y, aunque muchos de los primeros diamantes fabricados en laboratorios no eran de calidad gema, con el paso de los años se pudo mejorar la técnica artificial.

Elaboración de joyas con diamantes

Como todos sabemos, los diamantes lucen hermosos y elegantes, pero esta no es la única razón por la cual son tan deseados. Su proceso de creación a tanta profundidad, las condiciones de presión específicas que se necesitan para formarse y la dificultad para extraerlos, hace que sean muy llamativos para la industria de la joyería.

Además, como ya mencionamos anteriormente, el proceso de formación de este mineral aparte de ser muy complejo— puede durar mil millones de años. Por ende, es realmente complicado conseguir diamantes que sean lo suficientemente buenos para su comercialización, ya que en su mayoría no tienen la suficiente calidad para ser manufacturados y convertirse en joyas.

Ahora ya sabes la dificultad que implica formar un diamante. Pero ¿tiene la misma dificultad formar joyas con este mineral? Pues solo los expertos más experimentados pueden realizar esta labor con éxito. 

En TuDiamante encontrarás la mejor joyería decorada con esta piedra preciosa. Nosotros sabemos el gran valor que tiene este mineral, por lo que tenemos monturas de la mejor calidad, aretes, diamantes naturales y eco-friendly, argollas en distintos tonos y piedras preciosas que solo encontrarás con nosotros.  Además, te ofrecemos los mejores anillos de compromiso y de matrimonio para esa persona y ocasión especial. No dudes en visitarnos o agendar tu cita. ¡Te esperamos!

La combinación ideal

De la mano de los expertos, te ayudamos a elegir o diseñar el anillo de compromiso que refleje tu historia de amor.

👉 Toma el Quiz de Diseño

Deja un comentario

Todos los comentarios son verificados antes de ser publicados