Pedida de mano: 5 formas originales para hacerlo

Si encontraste al amor de tu vida, y están listos para casarse, ¡prepárense que vienen muchas celebraciones por delante!

Seguramente, luego de hacer la gran propuesta de matrimonio, donde ella dijo el «sí, quiero», desean compartir este gran momento con la familia, y ¿qué mejor ocasión que en un evento de pedida de mano tradicional donde estén los futuros suegros, listos para celebrar esta esperada unión?

Sin embargo, al momento de organizarlo seguro surgen muchas dudas y no sabemos de qué manera hacer la ceremonia correcta. Es por esto que hoy te traemos este artículo, donde aclararemos todas las preguntas que tengas acerca de esta gran pedida de mano.

¿Qué es la pedida de mano?

Si decides avanzar al segundo escalón de la relación, llega uno de los momentos más importantes y que marca el comienzo de una nueva etapa, la pedida de mano. Este es uno de los procesos más antiguos y protocolares, pero también el que pone los nervios de punta a cualquier novio por todo lo que se tiene que hacer.

Esta costumbre comienza en la época del Imperio Romano, donde si un hombre deseaba contraer matrimonio con una mujer, era necesario presentarse ante el padre de la dama y pedirle oficialmente su mano. El progenitor decidía si se podía casar o no con el pretendiente, y le otorgaba al esposo el poder judicial que un hombre tenía sobre una mujer. 

Sin embargo, a medida que pasó el tiempo, esta costumbre fue evolucionando. En la actualidad, consiste en un acto de formalidad que debe tener el novio (o la persona que quiera hacer la proposición) a los padres de su pareja para que se pueda llevar a cabo el matrimonio.

Aunque hoy en día son más las parejas que se saltan este paso y le piden la mano a la novia, hay muchos que se siguen inclinando por hacer una pedida de mano tradicional. Además, es una gran oportunidad para incluir a la familia de ambos en el compromiso.

En esta celebración, por lo general, se realiza una pequeña reunión donde se juntan los padres de los novios y los futuros esposos, que puede ser en casa de la novia o en un restaurante, y se ofrece una cena o unas botanas. Lo habitual es que celebren una comida, para luego dar a conocer las intenciones de boda de la pareja.

No obstante, la cantidad de dudas que surgen durante la organización de estas ceremonias son infinitas. La idea es reunir a todos sus seres queridos para celebrar este grandioso amor. 

Saber qué tipo de pedida es la más apropiada, cuándo es el mejor momento para hacerla, qué es lo que se hace, en dónde, si se ofrece comida o simplemente un cóctel, recae en los gustos de ambos y todas sus elecciones van a depender de sus gustos y preferencias.

¿Qué es primero? ¿La pedida de mano o el anillo de compromiso?

Como ya vimos, anteriormente, la pedida de mano de la novia se refería a que el novio debía solicitar el permiso del padre para casarse con su hija, y el anillo de compromiso era entregado después de este acto. 

Esta tradición ha cambiado y ahora es más común que el novio primero le entregue el anillo de compromiso a la novia y, posteriormente, sellen el compromiso con el protocolo de pedida ante la familia de ambos. Con el objetivo de que el novio tenga la oportunidad de presentar oficialmente su compromiso ante la familia de la novia y personas allegadas a la relación.

Sin embargo, hay novios que prefieren la vía tradicional y consultan con el padre antes de hacerle la gran pregunta a su amada, sin que ella se entere. Solo es cuestión de gustos y de cómo los dos quieran celebrar este compromiso. 

Pedida de mano tradicional

Existen muchas formas de pedir la mano, pero la idea es organizar una pequeña velada para celebrarlo y hacerlo formal. Hay que tomar en cuenta que debe ser una reunión donde estén la mayoría de los miembros de la familia, como los hermanos, los tíos, los primos, los abuelos y los amigos más cercanos.

Aquí, el novio les pide permiso a los padres de su futura esposa para casarse con ella; los padres de la novia son los encargados de dar la bienvenida a la familia.

Ahora, ¿cómo se estructura este evento?

Las pedidas de mano tradicionales, al ser un evento formal, tienen que cumplir con ciertas normas:

  • El dress code es formal: las mujeres normalmente usan vestidos o pantalones de vestir, y los hombres van de traje.
  • Al momento de sentarse en la mesa para empezar a compartir, los padres de la novia, al ser los anfitriones, se sientan en los extremos de la mesa. Al lado izquierdo del padre de la novia se sientan los novios, y a su lado derecho se sientan los padres del novio
  • En cuanto a los discursos, antes de iniciar la comida, empieza el novio. Él expone las intenciones del compromiso. Luego habla el padre del novio, donde le pide al padre de la novia la bendición para el casamiento. La novia es la siguiente, encargada de decir unas cortas palabras de agradecimiento y la esperada fecha de la boda. Por último, habla el papá de la novia, que da la aceptación y el inicio de la celebración al compromiso.
  • ¡Y listo! Ya pueden empezar a comer y a disfrutar del resto de la velada.

Pedida de mano íntima

Si desean hacer este evento sin tanto protocolo y en una velada más íntima, simplemente pueden celebrarlo con los padres de ambos, especialmente el padre de la novia. La idea es que compartan por unas horas juntos, ya sea durante una comida, una merienda o un cóctel, ¡incluso hasta podría ser en un paseo! Lo importante es que se refleje la intención del compromiso. 

Recuerda que no es necesario una gran ceremonia para dar a conocer la futura unión e incluso puede llegar a ser una velada aún más especial, donde se conozcan mejor los presentes. También, puedes preguntarles a los padres de la novia su comida y su vino favorito para que te ganes unos puntos extras.

¡Recuerda que entregarle un ramo de flores a la madre de novia es un detalle muy especial que nunca está de más!

¿Qué se dice en la pedida de mano?

Uno de los puntos más importantes de la pedida de mano es el discurso de quien hará la proposición nupcial. Este es uno de los momentos cruciales de la noche. Aunque lo ideal es que escribas tus sentimientos en una hoja, para tener una guía, la siguiente estructura te puede ayudar con ese momento especial:

  1. Agradecimiento a la familia, los padres y las personas presentes: Expresa gratitud por recibirlos en su casa o por asistir al evento en este día tan especial, tanto a los padres como a los demás invitados.
  2. Los motivos para casarse con la novia: Continúa diciendo por qué quieres compartir con tu pareja el resto de tu vida y cómo se complementan. 
  3. Sus planes a futuro: Habla de sus metas y propósitos en común y cómo planean alcanzarlas.
  4. Petición formal de la pedida de mano: «Le pido la autorización y su permiso para pedir la mano de su hija y ella que pueda ser mi compañera en esta vida».

Durante esta ceremonia, por lo general es el novio quien inicia el discurso frente a la familia. Para que sea un rato agradable, puedes incluir anécdotas e historias divertidas de los dos como pareja, por ejemplo, puedes contar la historia de cómo se conocieron, posiblemente le saques una sonrisa a los invitados.

Además, procura decir la importancia de unirse a la familia y lo que significa para ti dar este paso tan importante en la relación. No te olvides de destacar las virtudes y cualidades de la novia y por qué quieres casarte con ella, ¡seguro que a más de uno se le escaparán unas lágrimas!

Saber que decir en este día siempre genera nervios y dudas, sin embargo, ten presente que para dar este discurso no existe ningún guion específico que deba seguirse, asegúrate de hablar con el corazón, y de plasmar todo lo que sientes de la manera más sincera y natural posible. No te limites, sé auténtico y deja que la creatividad fluya.

Mesa para los invitados de la pedida de mano

4 consejos para organizar una pedida de mano perfecta

Siempre deseamos todas las cosas que planeamos en un evento salgan impecables, y por supuesto que una pedida de mano no es la excepción, así que recuerda estos últimos consejos para ese día: 

  1. Escoge un lugar en el que se sientan cómodos: Es importante que se sientan felices y cómodos en el espacio en el que vayan a celebrar el evento. Sea tanto un lugar sentimental para ambos en el que ya hayan estado antes, o uno totalmente nuevo, pongan por delante su conveniencia. Tampoco se deben olvidar de tomar en cuenta la cantidad de invitados que asistirán al compromiso.
  2. Evita sorpresas: Para asegurar que todo salga bien en este gran día, es preferible que la familia sepa por adelantado el motivo de la reunión. Esto también les permite a las familias tener mayor organización para este día y tiempo para que todos preparen los discursos que quieran decir. No obstante, hay parejas que deciden sorprender por completo a toda la familia, ¡cualquier opción es válida!
  3. Tener escrito lo que se va a decir en el discurso: Es normal que por los nervios del momento no salgan las palabras con naturalidad y se olviden ciertas cosas que se quieren decir. Un gran truco para que esto no pase, es escribir, con anticipación, el discurso en un papel y leerlo varias veces, ¡seguro que no se te olvidará nada y lo dirás con mucha fluidez!
  4. Llevar algo de comer o algún presente en la reunión: Lo normal es que el momento de la pedida de mano sea un momento para compartir, y nada mejor que hacerlo con un almuerzo o una cena familiar. Organiza una de las comidas favoritas de la familia para este día o, si planean algo más sencillo, prepara unas botanas.
  5. Tener todo listo en el brindis: Asegúrense de elegir las botellas de vino o champán que más les gusten para celebrar junto a la familia y, sobre todo, comprueben que haya copas suficientes para todos los invitados. Además, mientras estén brindando, pueden poner canciones románticas que los acompañen en este momento tan especial.

Estar nervioso forma parte de todo este proceso. La sensación de mariposas en la barriga recuerda a esos primeros meses de enamoramiento y, además, te da una señal de que las cosas van bien encaminadas y en la dirección correcta. Siempre puedes mirar hacia atrás y recordar todas las cosas que te enamoraron y que te hicieron sentir que estás en la mejor relación, con la persona correcta, en el mejor momento de tu vida. 

Ten presente todos los planes a futuro que tienen juntos y todo lo que quieren construir. Este solo es un paso de todas aquellas metas que alguna vez imaginaron juntos y uno de los primeros que darán ambos como pareja y futuros esposos

Así que para liberar el estrés, luego de que el momento formal haya terminado, ¡disfruten y compartan entre las familias este momento tan especial!

5 ejemplos de pedidas de mano originales

Existen distintas formas de pedir la mano, pero aquí te daremos cinco formas originales de hacerlo.

  • En la playa

Para los amantes del mar, la pedida de mano en la playa es la mejor alternativa. Puede ser durante una cena familiar, un cóctel, o simplemente a orillas del mar. En este tipo de pedida de mano puedes darte el lujo de exagerar con los pétalos de rosas y, además, pedirle ayuda a algún mesero o acompañante para colaborar con la sorpresa, ¡seguro será un día lleno de romanticismo.

  • En el campo

Aprovecha el momento perfecto en el que celebren una comida al aire libre o un pícnic. Al estar rodeados de naturaleza, la pedida de mano tendrá un toque especial y, de seguro, inolvidable para toda la familia. 

    Como detalle, también puedes decorar el espacio en el que vayan a estar o simplemente poner algunas canciones románticas o canciones con las que ambos se sientan identificados. Este gesto puede llegar a ser muy significativo, ya que, después, cuando la escuchen, se acordarán de este momento.

    • En las montañas

    Una opción genial si son de los que les gusta aventurarse a la naturaleza los fines de semana. Puede ser mientras practican senderismo o suben hasta el pico de una montaña, cualquiera de estos es un buen momento para la pedida de mano. Si quieres hacerlo aún más especial, puedes esperar hasta el atardecer y capturar un hermoso paisaje. Si se encuentra alguien cerca, pídele que sea tu cómplice para que tome una foto en el momento justo y puedan recordarlo por siempre.

    • En la casa de los abuelos

    Para las parejas que prefieren una pedida de mano tradicional, sin duda esta es la mejor opción, ya que los abuelos nos dan uno de los amores más puros y leales que existen, siempre brindan un cariño único y expresan que quieren lo mejor para nosotros.

      Seguro están más que felices por esta unión y estarán encantados de compartir este momento en su hogar, así que celebrar esta ceremonia en casa de los abuelos, desde luego, será un motivo de alegría, unión y sorpresa para todos en la familia, ¡asegúrense de llevar el vino para celebrar!
      • En un crucero
      Las vacaciones familiares siempre serán las favoritas para estas propuestas, ya que nunca pierden la magia. Seguro que todos se sorprenderán si se hace la pedida de mano en una cena en el barco o mientras estén de visita en uno de los países incluidos en el crucero. Incluso, puedes hacer la propuesta mientras están en la piscina, ¡ponte creativo!

         

        Dado que decidieron dar este paso tan importante en el que se decide contraer matrimonio y pasar el resto de la vida juntos, ¡es hora de empezar la organización de la boda

        Lo común es que los planes de la boda empiecen con un año de antelación, en el que pueden organizar el evento ustedes, con ayuda de amigos o de familiares o, si desean ayuda profesional, contratar a un wedding planner para este momento especial es la opción ideal. 

        Ten en cuenta que, a pesar de que el proceso se torne engorroso y estresante en algunos momentos, lo fundamental es pensar que todo el esfuerzo invertido dará frutos para que juntos pasen el mejor día de sus vidas. 

        ¡Felicitaciones y recuerda seguir explorando el blog de TuDiamante para más ideas!

        La combinación ideal

        De la mano de los expertos, te ayudamos a elegir o diseñar el anillo de compromiso que refleje tu historia de amor.

        👉 Toma el Quiz de Diseño

        Deja un comentario

        Todos los comentarios son verificados antes de ser publicados